El martirio de los siete presbíteros

cementiripobla
Puerta del cementerio de Salàs de Pallars
Lugar del martirio
Jueves, 13 de agosto de 1936

Muy temprano, pequeños grupos de los sujetos llegados el día anterior, siempre acompañados por uno de los milicianos locales, fueron a buscar casa por casa a los sacerdotes: los siete, junto a Mn. Joan Auger Mora, párroco de Barruera, residente en La Pobla desde el año anterior y Mn. Serafí Oliva Fort, párroco de Montsor y regente de Sant Joan de Vinyafrescal. También buscaban a otros dos que pensaban encontrar en La Pobla.

Sin oponer ningún tipo de resistencia, a la primera indicación, todos se pusieron mansamente en sus manos, obedeciendo la orden de ir al comité.

Allí, en el convento-colegio de la Sagrada Familia o antigua casa Berenguer, fue constituido el tribunal y comenzó el simulacro de juicio: registros, maltratos, palabras groseras y maliciosas, blasfemias y falsas actuaciones.