Mn. Domènec Farré Badia descansa en la Paz de Cristo Resucitado

El día 8 de febrero murió en la Residencia Geriátrica St. Domènec de Balaguer Mn. Domènec Farré Badia, a los 90 años de edad, y 62 de ministerio presbiteral. Había recibido hacía pocos días el Sacramento de la Santa Unción de los Enfermos y la había visitado momentos antes de morir D. Arzobispo Juan-Enrique, que le impartió la bendición apostólica. Que en el cielo esté!
La Misa exequial tuvo lugar el jueves 9 de febrero a las 11 h. en la iglesia de St. Domènec de Balaguer, presidida por el Arzobispo de Urgell y concelebrada por numerosos sacerdotes. Posteriormente su cuerpo fue llevado a enterrar en el Cementerio de La Sentiu de Sió, que había servido pastoralmente muchos años, como él deseaba, en la esperanza de la resurrección de la carne y la vida perdurable.
En su homilía el Arzobispo Joan-Enric glosó el valor de todo sacerdote que actúa in persona Christi y hace presente, a pesar de sus limitaciones y pecados, a Jesucristo, Cabeza, Pastor y Siervo. Mons. Vives animó al Pueblo de Dios a agradecer el ministerio de Mn. Domènec y de todo sacerdote y rezar por las vocaciones al ministerio ordenado.
Destacamos estos rasgos de la vida de Mn. Domènec Farré, que fueron leídos por el Arcipreste de Noguera al inicio de la celebración:
 
Mn. Domènec Farré Badia nació en Mont-ros (municipio de La Torre de Cabdella, en la Vall Fosca) el día 2 de julio de 1926, y cursó los estudios de Filosofía y Teología en el Seminario Diocesano de Urgell. Fue ordenado sacerdote el 20 de junio de 1954.
Estrenó su ministerio sacerdotal como Ecónomo de la Parroquia de Noales y Encargado de las Parroquias de Sarroqueta, Sentís y Castener (en la Alta Ribagorça). Dos años más tarde, en 1956, se le nombró Regent de la Parroquia de Durro y Encargado de las Parroquias de Barruera y Cardet, en el Valle de Boí.
En 1973 el Sr. Obispo le nombró Ecónomo de Térmens, Parroquia que servirá pastoralmente durante 17 años hasta el 1990. De los años 1973 al 1977 fue también Ecónomo de La Sentiu de Sió; y de 1984 a 1990, también Ecónomo de Menàrguens.
En 1990 se le confió la Parroquia de Llívia y las vecinas de Guils de Cerdanya, Les Pereres, Queixans, Saneja y Talltorta en La Cerdanya, que servirá durante 10 años, hasta el año 2000, en que pasará a ser Administrador parroquial de La Sentiu de Sió, pueblo que volverá a servir pastoralmente hasta el año 2013 cuando pasó a vivir en la Residencia Geriátrica St. Domènec de la ciudad de Balaguer, y donde se ha dormido en el Señor.
Además de los servicios fieles a las Parroquias que tenía confiadas, desde el 1984 al 1987 fue miembro del Colegio de Consultores de la Diócesis, y desde el 1986 fue Juez diocesano del Tribunal eclesiástico de Urgell, servicio que desarrolló con sumo cuidado durante 27 años, hasta 2013.
El día 8 de febrero de 2017 ha descansado en la Paz del Señor, en Balaguer, a sus 90 años de vida y 62 años de ministerio presbiteral. Unos días antes había recibido la visita del arzobispo Joan Enric y su bendición episcopal. En el cielo esté!